Último momento

Hamid Karzai, ex presidente de Afganistán, apoyó negociaciones de paz entre EEUU y los talibanes: “Es necesaria y buena”

El ex presidente afgano Hamid Karzai habla en entrevista con The Associated Press en Kabul, Afganistán (AP Foto/Rahmat Gul)

El ex presidente afgano Hamid Karzai, una voz influyente en Afganistán a pesar de que dejó el cargo hace cuatro años, dijo el jueves que le parece bien que las negociaciones de paz incluyan a cinco líderes del Talibán liberados de la prisión militar estadounidense en Guantánamo en 2014.

Karzai, quien gobernó de 2001 a 2014, dijo a The Associated Press que está a favor de las conversaciones entre el Talibán y Estados Unidos, pero dijo que solo como un paso hacia conversaciones directas entre los insurgentes y un equipo negociador representativo de afganos de todos los sectores de la sociedad.

El ex presidente afgano habló en los terrenos del palacio presidencial, donde reside con su familia y recibe a líderes tribales, funcionarios de gobierno y personalidades extranjeras. La semana pasada, el embajador estadounidense pasó por la oficina de Karzai, quien dijo que los intentos de Washington para poner fin al prolongado conflicto dependen de varias condiciones.

Los talibanes son afganos y sin duda controlan una gran parte del territorio afgano, es un hecho. Afganistán y el resto del mundo deben aceptarlo. Por lo tanto, una negociación con ellos es necesaria y buena. Dejen que los estadounidenses hablen con ellos

Los cinco dirigentes talibanes liberados de Guantánamo -todos íntimos del fundador del movimiento, el mulá Mohammed Omar- han salido de las sombras para trabajar en la oficina política de los insurgentes en Catar. Fueron intercambiados por el sargento del ejército estadounidense Bowe Bergdahl.

El último período de Karzai en el poder se caracterizó por la rispidez de las relaciones con Estados Unidos. Criticaba a Washington por aplicar planes de desarrollo sin consultar a los afganos, para quienes con frecuencia resultaban inútiles o imposibles de mantener. Se oponía a tácticas como las incursiones nocturnas que enfurecían a los afganos, las cárceles secretas y el uso de drones y aseguraba que fortalecían al Talibán a la vez que debilitaban su gobierno.

Karzai dijo que mantiene reservas sobre las intenciones de Washington al buscar una paz negociada tras 17 años de guerra, pero que le parecía bien el envío de Zalmay Khalilzad como negociador.

Un grupo de talibanes en el distrito Shinlad, en la provincia de Herat (AP)
Un grupo de talibanes en el distrito Shinlad, en la provincia de Herat (AP)

"Creo que tiene las herramientas adecuadas para hacerlo si el gobierno de Estados Unidos le da la libertad de acción para la paz y la construcción de la paz en Afganistán", dijo.

Con todo, dijo Karzai, los afganos vigilan esta iniciativa.

Cuando era presidente, Karzai se oponía a las negociaciones directas de Estados Unidos con el Talibán, pero ahora lo considera necesario porque la insurgencia controla amplios territorios del país. En un informe emitido el jueves, el Inspector General Especial para la Reconstrucción Afgana (SIGAR por sus siglas en inglés) de Washington dijo que el gobierno ha cedido aún más terreno a los insurgentes y controla más del 50% del país.

"Los talibanes son afganos y sin duda controlan una gran parte del territorio afgano, es un hecho", dijo Karzai. "Afganistán y el resto del mundo deben aceptarlo. Por lo tanto, una negociación con ellos es necesaria y buena. Dejen que los estadounidenses hablen con ellos".

Envuelto en su consabido sacón a rayas verdes, Karzai expresó las condiciones que, según él, expuso "con claridad" a muchos funcionarios estadounidenses que lo visitaron en su oficina, Khalilzad entre ellos.

Creo que tiene las herramientas adecuadas para hacerlo si el gobierno de Estados Unidos le da la libertad de acción para la paz y la construcción de la paz en Afganistán

La primera es que Washington debe precaverse de hacer tratos con el vecino Pakistán, al que la mayoría de los afganos achacan muchos de sus problemas y acusan de brindar ayuda y santuario a los insurgentes talibanes.

Siendo presidente, Karzai acusaba a Washington de complicidad con Islamabad para mantener la inestabilidad en Afganistán en beneficio de sus propios intereses: decía que Washington vigilaba a sus enemigos Irán, Rusia y China mientras Pakistán conservaba a Afganistán como estado cliente.

"Nos opondremos de manera extremadamente enérgica a cualquier acuerdo entre Estados Unidos y Pakistán sobre Afganistán y el destino afgano", dijo Karzai. Añadió que las negociaciones de paz requieren la participación de las potencias regionales, en particular Rusia y China y estados vecinos como Irán.

"Los afganos solo quieren la paz y un país soberano y que los dejen tranquilos para ganarse la vida y progresar", dijo.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Quiénes son los ciudadanos más preocupados, tristes y pesimistas del mundo

Los talibanes hirieron a un general estadounidense y asesinaron a dos altos jefes policiales en Afganistán

Rusia vuelve a posicionarse como un poderoso jugador en Afganistán