Último momento

El silencio del campo de juego: postales sobre el “momentum” de los deportistas

Rugby

Silencio. Toda fotografía expone un silencio. Incluso en los lugares de mayor tensión, de máxima adrenalina, como es el campo de juego. Un silencio gráfico. ¿Cómo se ve un ring, una cancha, una pista cuando el sonido desaparece?

Se dice que para entender y analizar un deporte primero hay que practicarlo. Pero el arte es otra cosa. Al no estar regido por encuadres puramente racionales y resultadistas, se puede permitir un enfoque netamente subjetivo. Así surgió Momentum. Intersecciones en el deporte, la serie fotográfica de Sergio Castiglione que se convirtió en libro —editado gracias al Régimen de Mecenazgo del GCBA— y pronto, en unos días, se expondrá en una muestra en la Casa de la Cultura. Desde el 3 de octubre, y estará allí hasta el 14, porque el primero de noviembre se muda a New York y el 13 se presenta el libro en la Feria del Libro de Miami.

"La verdad es que soy muy poco deportista, entonces fue un desafío para mí. Estoy, por decirlo así, descontaminado. Me es ajeno este mundo", le dice a Infobae Cultura del otro lado del teléfono Sergio Castiglione mientras narra los pormenores de esta producción fotográfica inspirada en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 y sus 32 disciplinas competitivas.

Son fotos que de tan simples, de tan cotidianas, de tan ordinarias, se vuelven extraordinarias. Logran transformarse en los ojos del deportista. Lo que ellos ven diariamente cuando entrenan o compiten. Son fotos que —pura intensidad en los colores y las formas geométricas— visualizan, en palabras de Jorgelina Pedrueza en el prólogo, "el cruce del área precisa y un instante fugaz: el momento-lugar único e irrepetible".

Portada de “Momentum”, el libro de Sergio Castiglione

Portada de “Momentum”, el libro de Sergio Castiglione

Sergio Castiglione

Sergio Castiglione

"Quería conjugar el deporte con el arte", comenta Castiglione que fue su objetivo. Aunque, claro, el trayecto hacia concretarlo es realmente largo y sinuoso. "Empecé muy a tientas. Tenía un esbozo del proyecto. ¿Viste que el proceso artístico no es algo que tenés claro y lo hacés? Lo vas armando. Yo iba al CeNARD con la idea de estar un rato y sacar fotos. Nada especial. Iba a explorar. Entonces saqué y saqué y se fue armando la idea. Al principio fue muy intuitivo hasta que le encontré la vuelta y me programé para hacer todo. Nunca era 'voy a sacar la foto del frontón', sino que iba a ver el lugar y ahí veía. Me dejaba llevar y lo que me inspiraba era lo que sacaba", cuenta.

"Hoy vas a Google, por ejemplo —continúa—, y ves que el deporte está muy relacionado con el deportista en sí. Y con el marketing también… por supuesto. Yo sentí que no había muchas cosas con una visión más artística. Ese era el nicho que faltaba. Entonces busqué cosas más abstractas, más geométricas… los elementos del deporte, como una especie de pantallazo".

Básquetbol

Básquetbol

Fútbol de sala

Fútbol de sala

¿Por qué Momentum? "Es una palabra que tiene más sentido en inglés, que quiere decir impulso, ímpetu", explica Castiglione. Y del latín, mōmentum, término derivado del verbo mŏvēre que significa mover. Entonces, Momentum es, más que un título, una idea. Una idea que funciona como concepto y se posa sobre el instante en que se va a desarrollar el movimiento. Es un gesto, un golpe. Cuando la hornalla se enciende, cuando el relámpago aparece en el cielo, cuando el sol asoma por el horizonte. Y es personal, porque cada deportista lo sitúa en diferente tiempo. Como una experiencia introspectiva y reveladora.

"Es algo que se puede ver en las fotos, pero también en las frases… en el alma del deportista", continúa y se refiere al texto que acompaña cada imagen. En tenis, David Nalbandian dice: "Mi momento es el día del partido, en especial en los primeros minutos de la entrada en calor, una hora antes de competir". En básquet, Fabricio Oberto dice: "En el momento tenés toda la carga, el sonido blanco, la info de la gente. Te alineás, te enfocás, sos vos y el equipo. Luego sólo queda lo más importante: llegar al círculo central y hacer el salto". Son apenas dos ejemplos.

"Me encontré con todo tipo de declaraciones: algunas elaboradísimas, otras políticamente correctas, pero también esas que de tan sencillas te emocionan", y recuerda, ahora, una en particular. Hace una pausa y recita de memoria: "Cuando estoy vendándome, cuando empiezo a concentrarme y me cambia totalmente la cara, es ahí donde sé que tengo que salir y no hay vuelta atrás, hay que subir o subir al ring". Y agrega: "A mí esa me conmovió realmente. Entrevisté a Érica Farías, boxeadora. Te la digo y se me pone la piel de gallina".

Voley de playa

Voley de playa

Tenis

Tenis

Castiglione es arquitecto y eso se nota. Más aún en su libro anterior, Espejos Urbanos: Otra forma de mirar Buenos Aires (2014), donde pone el ojo en la ciudad. "Soy muy porteño, me encanta la ciudad. Siempre busco temas que tengan que ver con eso. En aquel momento estaba saliendo la Ley de Comunas entonces me pareció interesante hacer ese ensayo fotográfico", dice.

Pero lo arquitectura —se recibió en la Universidad de Buenos Aires e hizo un máster en la en Syracuse University de New York— no es algo que pueda quitar conscientemente de su paleta de colores. Ya viaja con él. "Ya lo tengo incorporado. No lo puedo evitar. Ya tengo esa formación. Digamos que tengo el ojo entrenado por ciertas nociones de perspectiva. Yo siempre saqué fotos, pero para mi archivo personal. Sobre todo cuando viajaba. Nunca del lado más artístico", cuenta.

Un día, mientras estudiaba su carrera de grado, le pidieron, como le piden a todos los alumnos, que haga registros. Iba a ver lugares, edificaciones, y anotaba todo, pero también necesitaba graficarlo. "Como yo no era tan bueno para dibujar, iba con la cámara y me era más fácil. Me servía mucho. Después me fui mucho afuera y la cámara me acompañó siempre. Hice algunos cursos. Soy muy autodidacta", comenta.

Deportes acuáticos

Deportes acuáticos

Lucha

Lucha

Todos los mortales, en algún momento de sus vidas, pisaron un campo de juego. En la escuela, en el club, en la calle, en el patio… todos, al menos una vez, sentimos la tensión adrenalínica del deporte, por más amateur que haya sido ese instante. Mirar las fotos de Castiglione es volver a presenciar esa mística única e irrepetible que algunos la viven con frecuencia y otros la alojan en el fondo de la memoria como uno de sus más preciados recuerdos.

Esa mística reaparece, aquí, en Momenteum, mientras el silencio lo inunda todo. Ahora, en este trance artístico, todos somos deportistas. Ahora todos miramos concentrados ese ring, esa pista, esa cancha, con ganas de que el pitido de un silbato rompa la densidad de este silencio y anuncie el inicio del juego.

* Momentum. Intersecciones en el deporte
Desde el 3 hasta el 14 de octubre
Casa de la Cultura
Av. de Mayo 575 – CABA

______

SEGUÍ LEYENDO

De México a Argentina: mitos, verdades y picardías del fútbol en el continente americano

Viaje profundo al Lejano Oriente o al origen de la primera globalización de la humanidad