Último momento

La imprudencia de Gerard Piqué al volante que tiene en aprietos al futbolista

Gerard Piqué condujo su vehículo sin permiso

La Guardia Urbana de Barcelona denunció este viernes a Gerard Piqué, cuando circulaba por el distrito del Eixample de la capital catalana, por conducir su vehículo sin puntos en el carné.

Según ha informado Ser-Barcelona y han confirmado a Efe fuentes municipales, los agentes de la Urbana detuvieron el vehículo cerca de las 15 horas y, tras pedirle la documentación, comprobaron que circulaba sin ningún punto en el carné porque la Dirección General de Tráfico (DGT) se los retiró por infracciones previas al volante.

Ante esta situación, los agentes denunciaron al futbolista, que según sentencias recientes del Tribunal Supremo ya no se considera una falta administrativa, sino un delito contra la seguridad vial que podría ser penado con multa, horas de servicio a la comunidad o penas de prisión de hasta seis meses.

Piqué deberá aguardar la sentencia para conocer su castigo

Piqué deberá aguardar la sentencia para conocer su castigo

Por su parte, la Dirección General de Tráfico comunicó al jugador que había perdido todos los puntos de su carné y, por tanto, debía saber que tenía prohibido ponerse al volante. "Sin entrar en detalle diré que consta la notificación personal a Piqué de la pérdida de puntos", se ha limitado a decir el director general de la DGT, Pere Navarro, preguntado sobre la investigación.

Navarro ha dicho que no quería dar más información sobre ese expediente en concreto, pero sí ha mostrado su extrañeza en tono irónico sobre los motivos para que Piqué tuviera que conducir. "Me extraña que no vaya con un chófer", bromeó. Además, el funcionario opinó que los personajes públicos deberían tener "cierta ejemplaridad" en como es la seguridad vial, si bien ha zanjado el asunto: "Cada cual sabe lo que tiene que hacer".

Piqué fue condenado en marzo de 2015 a una multa de 10.500 euros por increpar de forma airada, despectiva y agresiva a dos agentes de la Guardia Urbana que habían multado a su hermano por dejar su coche mal estacionado.

(Getty Images)

(Getty Images)

En la sentencia por aquel caso, la titular del juzgado de instrucción número 5 de Barcelona recriminó al central azulgrana su "actitud despectiva y de agresividad verbal y gestual" hacia los agentes que se disponían a multar a su hermano la madrugada del 13 de octubre de 2014.

A la hora de cifrar la cuantía de la condena, por una falta contra el orden público por ofensa a los agentes de la autoridad, la juez optó por la cifra propuesta por la acusación particular ejercida por los dos urbanos, que pidió 10.500 euros, frente a los 900 que reclamó la fiscal, al tomar en consideración la situación económica del futbolista, que percibe un salario no inferior a los 6 millones de euros anuales.

Pese a que la sentencia se podía impugnar ante la Audiencia de Barcelona, Piqué acató la condena y abonó la sanción días después de que se notificara la resolución de la juez.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La pesadilla de un goleador español: "El año pasado todo fue un desastre, salía al campo y no sabía ni dónde estaba"

Así se jugará el Mundial de Clubes 2018: la ruta del Real Madrid y del campeón de la Copa Libertadores

Con información de EFE