Último momento

El operativo que dejó a Rafa Di Zeo y Mauro Martín afuera del partido entre Libertad y Boca

La comitiva de 400 barras partió ayer a las 15 desde La Boca, en diez micros y seis autos. Pero se topó con una barrera infranqueable en Clorinda, Formosa, impidiéndole traspasar la frontera hacia Paraguay, donde Libertad recibe a Boca por el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Rafael Di Zeo y Mauro Martín, junto a otros 13 barras, se quedaron afuera del duelo copero. Con derecho de admisión en los estadios de argentina, los dos referentes de los violentos habían concurrido sin problemas a los encuentros del Xeneize en Colombia y en Brasil, por la presente competencia. También habían estado en Barcelona, disfrutando del trofeo Joan Gamper. Pero a partir del acuerdo de colaboración entre Guillermo Madero, Director Nacional de Seguridad en Espectáculos Deportivos, y el viceministro del Interior paraguayo, Hugo Sosa Pasmor, esta vez debieron quedarse del lado argentino.

El Programa Tribuna Segura trabaja en la frontera desde el miércoles junto a la Subsecretaria de Fronteras del Ministerio de Seguridad de la Nación, y al Operativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF Formosa), en el paso del Puente San Ignacio de Loyola en Clorinda Formosa. También interviene también Gendarmería Nacional y la Policía de Formosa, a modo de prevención de cara al partido entre Libertad de Paraguay y Boca Juniors.

El programa controló más de 5.000 personas, incluyendo la requisa del grueso de la hinchada de Boca y de micros de distintas peñas de todo el país. En el operativo se decomisó gran cantidad de bebidas alcohólicas y los 15 barras con derecho de admisión, incluidos Rafael Di Zeo y Mauro Martin, fueron anoticiados de que no podrían traspasar la frontera, por lo que se quedaron en Clorinda.

La enorme cantidad de bebidas alcohólicas decomisadas

"Se lo tomaron con calma y se quedan en Clorinda", le confiaron a Infobae desde los organismos de Seguridad. Según pudo averiguar este medio, observarán el partido comiendo un asado en el domicilio de Fernando Rejala, dirigente de una peña local.

Di Zeo y Martin habían sido detenidos en mayo de 2016 en Paraguay por los desmanes cometidos en ocasión del encuentro ante Cerro Porteño, también en Asunción. Entonces, pasaron cuatro días presos y luego firmaron un juicio abreviado por el cual pagaron los daños ocasionados. Tuvieron la entrada prohibida a Paraguay durante dos años.

Boca Juniors recibió 6.000 localidades para que los hinchas del conjunto que conduce Guillermo Barros Schelotto lo alienten en vivo y en directo ante Libertad. Tras el operativo en Clorinda, Di Zeo y Martín deberán conformarse con seguirlo por TV.