Último momento

Finanzas móviles: las casas de Bolsa argentinas desembarcan en los smartphones

(iStock)

Los principios de Wall Street marcaron una tendencia que continúa hasta el día de hoy, con subastadores y comerciantes reuniéndose en distintos puntos de la misma calle en el extremo sur de Manhattan para negociar el mejor precio disponible. Hoy en día, esa práctica es global pero en términos generales sigue estando centralizada en lugares físicos.

Pero la tecnología continúa empujando los límites y la escuela de "todo en móvil", que ya está bastante instalada en el mundo, empieza a llegar al mundo de las finanzas en Argentina.

Y si bien aún queda terreno para que la tecnología móvil alcance el ritmo de los operadores del mercado para poder comprar y vender en todo momento y lugar desde sus dispositivos móviles, los inversores minoristas en el país ya pueden informarse y efectuar algunas operaciones específicas a través de sus celulares.

Tres importantes jugadores en el sector bursátil local (Balanz Capital, Invertironline y Portfolio Personal) desarrollaron en el último año aplicaciones móviles para que sus clientes (y algunos que no lo sean) puedan acceder a los servicios financieros que hoy en día parecen lejanos.

Balanz, Invertionline y Portfolio Personal lanzaron en el último año sus aplicaciones para celular

Balanz, Invertionline y Portfolio Personal lanzaron en el último año sus aplicaciones para celular

"La tendencia global va a las plataformas móviles, en particular todas las generaciones que están creciendo hoy tienen el celular como principal o casi única herramienta tecnológica", explica Augusto Posleman, director de Portfolio Personal. Inmediatez de información, acción y transparencia en todo momento, apunta el analista, resumen el paradigma actual del ahorrista que se decide a invertir.

El desarrollo parece haber sido un éxito para la empresa, que luego de dos años de desarrollo y el lanzamiento oficial ya registra 12.000 descargas. "El beneficio es que manejarnos online nos reduce mucho el costo operativo con lo cual terminamos entrando en un circulo virtuoso donde eso nos permite mejorar el servicio", agrega Posleman.

En términos generales, las aplicaciones financieras tienen dos tipos de perfiles: uno gratis de accceso y uno para quienes son clientes de las empresas

Puede que la creación de la app de Invertionline no haya sido el impulso desde el primer momento, pero el nivel de demanda los fue llevando a eso. Así lo considera José Vignoli, el gerente general de la empresa. "Inicialmente habíamos desarrollado una versión responsiva para los que entraran al móvil, pero los propios clientes nos llevaron de a poco a crear una app", desarrolla.

"El plan es que la aplicación siga el mismo sendero de evolución de la versión móvil de la página, que pasó de ser cerrada solo para los clientes a lo que es hoy en día, donde cualquiera puede entrar y ver información actualizada", expresa Vignoli. De ser así, agrega el ejecutivo, hay terreno para emocionarse, puesto que en lo que va del año la versión responsiva ya registró 105.000 transacciones.

Principalmente los millennials, pero no son los únicos

El incipiente mercado de las apps financieras argentinas no discrimina por edad, al igual que la tecnología. Así lo cree Daniel Vicien, director comercial de FCI en Balanz Capital, quien afirma que "la franja etaria para este producto es prácticamente todos, no es un fenómeno únicamente de los jóvenes".

La aplicación de Balanz, a través de la cual se puede registrar al usuario como cliente en 24 horas, permitió que "se multiplicaran por seis la cantidad de aperturas de cuentas", asegura Vicien. El cambio estructural que presentan las aplicaciones al mercado argentino, según el ejecutivo, es que "democratizás la experiencia del inversor y se amplía el mercado de capitales, que hoy en día es chico por lo difícil que es entrar al mismo".

Appvisor de Ecolatina. La consultora macroeconómica es la primera del sector en comenzar a insertarse en el mundo de las apps

Appvisor de Ecolatina. La consultora macroeconómica es la primera del sector en comenzar a insertarse en el mundo de las apps

En particular, los representantes de las tres empresas financieras apuntan a viejas regulaciones por la Comisión Nacional de Valores (CNV) que ponían una vara alta de requisitos mínimos para abrir una cuenta con un agente de bolsa. Las desregulaciones implementadas en los últimos años fueron las que dieron el puntapié para que se comiencen a desarrollar más agresivamente las aplicaciones.

Otro factor que las tres aplicaciones comparten es un perfil de servicio al público además del lado obviamente comercial. Portfolio e Invertionline (a través de su versión web) por ejemplo, tienen un nivel de usuario gratis a través del cual uno puede acceder a la más reciente información bursátil, además de las operaciones que sus clientes pueden cargar.

La consultora tradicional también se reinventa

Esa misma idea de servicio, junto identificar un espacio no explotado en el mercado, es lo que llevo a Ecolatina, una de las consultoras macroeconómicas más importantes del país, a lanzar las primeras pruebas de su propia aplicación. Sería la primera app del lado de la economía real más tradicional.

Appvisor, como llamaron a la app, nació en la cabeza de Federico Semeniuk gerente de desarollo de negocios de la consultora fundada por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna. "Teníamos un diagnostico de que en la nueva ola fintech había furor en la banca privada y el área financiera hacía falta algo del sector macroeconómico"

En la misma, resume Semeniuk, se tendrá acceso no solo a reportes de analisis económico, político y sectorial por parte del equipo de Ecolatina, sino que también habrá disponible una base de datos historicos que se podrá visualizar de distintas formas dependiendo de las preferencias de cada uno.

Por ahora, el desarrollo de Appvisor está en su etapa beta, con ciertos usuarios invitados por el equipo de la consultora teniendo acceso a una versión web. Pero el plan es que cuando se concrete el lanzamiento en un futuro cercano, haya tres niveles de usuarios: los que usan la aplicación gratuitamente, aquellos que paguen un plus para un acceso más exclusivo, y clientes de Ecolatina que tendrán reportes y analisis hechos a medida.

"Reconocemos que hay una tendencia a la democratizacion de la información y no creemos que podemos que se pueda ir en contra de esa corriente", consigna el economista.

La idea de que las personas puedan acceder a información financiera y económica caminando por la calle es algo que parecía completamente fuera de lo posible para los subastadores y comerciantes de Wall Street hace dos siglos. Pero parece que en la Argentina del siglo 21, eso empieza a ocurrir.

Seguí leyendo:

Semana muy movida: se desplomaron las acciones bancarias y el dólar terminó "estable" luego de tocar su techo otra vez

El Gobierno prioriza cumplir con la meta fiscal del acuerdo del FMI: el déficit primario bajó 35 por ciento