Último momento

El Estado Islámico difundió los videos de un periodista japonés y un ciudadano italiano secuestrados que imploran por ayuda

El grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) difundió videos de un periodista japonés y de un ciudadano italiano cautivos en Siria en los que ambos piden por su liberación, dijeron este martes observadores basados en los Estados Unidos.

El periodista freelance japonés Jumpei Yasuda y el italiano Alessandro Sandrini aparecen en dos videos separados, pero en escenarios similares.

Las grabaciones fueron publicadas por el grupo SITE, dedicado a monitorear sitios de organizaciones extremistas de supremacía blanca y yihadistas.

Los dos hombres aparecen arrodillados frente a una pared, vestidos de overol naranja. Detrás de ellos, se ve a otros hombres armados cubiertos de pies a cabeza con trajes negros.

El rehén japonés desapareció en Siria a mediados de 2015. Los medios nipones informaron que estaba en manos del Frente Al Nusra, vinculado a Al Qaeda.

El video en el que Sandrini pide ayuda

Jumpei Yasuda se identifica en el video como coreano, pero habla en japonés. En el mensaje, da como fecha de grabación el 25 de julio y dice estar en una mala situación y pide ayuda.

"Estoy en un ambiente muy malo ahora mismo. Por favor, ayúdenme", repite en una grabación de 34 segundos.

Por su parte, Sandrini da otra fecha, el 19 de julio, y dirige su último pedido al Gobierno italiano.

El rehén italiano fue secuestrado en Turquía en octubre de 2016, antes de ser trasladado a Siria, según medios de su país. Se cree que Sandrini es originario de Brescia y que tiene alrededor de 32 años.

"Llevo dos años secuestrado y no puedo soportarlo más", resaltó en su mensaje brindado en italiano.

"Ellos me dan la oportunidad de hablar por última vez con Italia. Les pido que me ayuden a terminar con esta situación rápidamente. Me va a matar si no se resuelve pronto", concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

ISIS reivindicó el atentado en Tayikistán con un video donde acusa a las autoridades de "vender su religión"