Último momento

Meghan Markle, cada vez más incómoda con la realeza británica: “Es un ejemplo de su ingenuidad”

Meghan Markle con el príncipe Harry (AFP)

Meghan Markle ha recibido buenas críticas en su nuevo papel de duquesa de Sussex desde que se unió a la familia real hace dos meses. Pero entre los eventos públicos con la reina de Inglaterra y junto a su marido, el príncipe Harry, la actriz retirada está aprendiendo los altibajos de la vida como una monarca.

Aunque se ha adaptado rápidamente a muchas de las minucias de lo que debe y no debe hacer la realeza, ha "encontrado ciertas reglas en la casa real difíciles de entender", indicó una fuente a la revista People.

A Markle, al parecer, no le gusta que le digan cómo vestir, y quiere tener su propio estilo al momento de asistir a sus compromisos. "Es un hecho de que la Reina prefiere a las mujeres en vestidos o faldas en lugar de trajes, y a menudo le pregunta a Harry por qué las cosas tienen que hacerse de cierta manera", añadió el informante. "Creo que a veces le resulta un poco frustrante, pero esta es su nueva vida, y tiene que lidiar con eso".

Entrar en un mundo completamente nuevo también ha traído una nueva serie de desafíos.

La familia real se ha abstenido de expresar sus opiniones políticas en público. Sin embargo, parece que Markle quiso saltarse el protocolo en los últimos días durante su viaje a Dublín.

La estrella de Suits apareció en los titulares tras una visita a la residencia del embajador británico en Dublín, cuando la senadora Catherine Noone dio a conocer que Meghan se mostró a favor de un referéndum que allanará el camino para que el aborto sea legal en Irlanda.

La propia Noone lo comentó en un par de tuits que, posteriormente, eliminó.

El tuit eliminado de la senadora Catherine Noone en el que afirmaba que Meghan Markle estaba contenta con el resultado del referéndum sobre el aborto

El tuit eliminado de la senadora Catherine Noone en el que afirmaba que Meghan Markle estaba contenta con el resultado del referéndum sobre el aborto

Por su parte, Una Mullally, escritora y defensora de la campaña a favor de la legalización del aborto, también comentó su conversación con Meghan: "Encantada de conversar con Meghan Markle sobre la derogación y la importancia de su activismo feminista. Es muy importante contar con personas en su posición que defiendan los derechos de las mujeres".

"Ese es un ejemplo de su ingenuidad", dice el asesor histórico de Crown y biógrafo real Robert Lacey. "Dentro de la familia real todos conocen las reglas. Está aprendiendo de la peor manera que no puedes confiar en nadie fuera del círculo estrecho".

Markle tiene a su esposo de su lado para ayudarla a mostrarle los hilos reales, junto con la ex secretaria asistente de la reina, Samantha Cohen, que la ha estado ayudando con el protocolo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El padre de Meghan Markle aseguró que su hija está "aterrorizada" en su nueva vida real: "Lo veo en sus ojos"

Vestir como una duquesa: cuál es la cifra millonaria del vestuario de Meghan Markle