Último momento

Quién es el juez que ordenó la liberación de Lula da Silva

Rogerio Favreto

Rogério Favreto, juez del Tribunal Regional Federal de la 4ta región de Brasil, fue el magistrado que ordenó la liberación del Lula da Silva, al aceptar un habeas corpus y exigir la "urgente" medida a favor del ex presidente, condenado por corrupción.

Según informa Folha de Sao Paulo, Favreto, de 46 años, estuvo afiliado al Partido de los Trabajadores (PT, movimiento liderado por Lula) durante casi dos décadas, luego de inscribirse en la agrupación en diciembre de 1991.

Tras conocerse su adhesión, según datos brindados por el Tribunal Superior Electoral, el juez se desafilió en 2010, antes de convertirse en juez. El periódico paulista asegura que su madre y una de sus hermanas también se registraron en el PT.

El miembro del TRF-4, con sede en Porto Alegre, fue el único del tribunal que se manifestó a favor de abrir un proceso contra el juez Sergio Moro, líder de la investigación Lava Jato. En su voto, lo acusó de tener "índole política" en su accionar.

Sergio Moro, el juez que investiga la corrupción en Brasil, y el ex presidente Lula da Silva

Sergio Moro, el juez que investiga la corrupción en Brasil, y el ex presidente Lula da Silva

El pronunciamiento ocurrió cuando Moro estaba bajo escrutinio por haber hecho público el contenido de conversaciones telefónicas privadas entre la entonces presidente, Dilma Rousseff, y su antecesor en el cargo.

Durante el gobierno de Lula, Favreto ocupó varios cargos en el Ministerio de Justicia. Su nombramiento se produjo en junio de 2011.

Actualmente está encargado de revisar las decisiones de primera instancia de Curitiba, con foco en los procesos civiles de la investigación Lava Jato.

Luego de pedir la liberación de Lula, Sergio Moro aseguró que Favreto no tenía competencia para tal pronunciamiento. Sin embargo, el juez emitió una nueva orden de liberación para el ex presidente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un juez ordenó la liberación de Lula da Silva, pero Sergio Moro se opuso y crece la incertidumbre en Brasil

Lula reiteró su candidatura presidencial en una carta: "No he cometido ningún crimen"