Último momento

Afuera todos de la Selección, incluso Messi

La decepción de Lionel Messi tras la eliminación (AFP)

Sería reiterar un grueso error pensar que la solución de todos los males pasan solamente por liberarse cuanto antes de esa pesadilla llamada Jorge Sampaoli.

También habría que pedirles explicaciones para que asuman sus responsabilidades a aquellos que de manera unipersonal e inconsulta contrataron al fracasado director técnico de Selecciones Nacionales comprometiéndose por contrato a un vencimiento que excediera el próximo Mundial de Qatar 2022. No existen precedentes en la historia de las Selecciones Nacionales que prolonguen contratos más allá de la disputa de un Campeonato Mundial. Tras el mismo renovarlo como en los casos de César Luis Menotti, Carlos Bilardo o Marcelo Bielsa o darlo por vencido como ocurriera con otros conductores, es una facultad de la AFA. Para los dirigentes con experiencia, el Mundial siempre fue el punto de inflexión.

Podría ocurrir que sea la voluntad de ellos no continuar por diferentes razones como pasó con Marcelo Bielsa, José Nestor Pekerman, Alfio Basile, Diego Maradona, Alejandro Sabella – por quien Julio Grondona se aprestaba a reintentarlo un día después de su muerte – o Gerardo Martino.

Hace ya más de 20 años sorprendió al fútbol argentino una modificación estatutaria en el Club Atletico Boca Juniors propuesta por quien era su presidente en ese momento, el Ingeniero Mauricio Macri. Se impuso que los dirigentes para llegar a serlo avalaran antes que nada con su patrimonio personal el resultado de los balances económicos. O sea responder con su dinero o bienes las malas decisiones o los malos negocios.

Si la AFA aplicara tal lógica, Daniel Angelici y Claudio Tapia (vicepresidente primero y presidente) deberían responder de su propio peculio por la rescisión de un contrato que en cualquier caso resultará incomprensible y excesivo en el tiempo para la economía de la institución. De tal manera Jorge Sampaoli podrá ser prescindido pero por un monto a acordar por el cual deberían responder aquellos que lo contrataron.

Sampaoli y Tapia (Reuters)

Sampaoli y Tapia (Reuters)

Tan triste experiencia impone proyectar el futuro sobre unas pautas distintas. Y los fundamentos nos van aproximando a definir primero qué es una Selección Nacional de Fútbol.

Resulta obvio que cualquier aficionado diría que se trata de la máxima expresión futbolística en la que juegan los mejores actores debidamente seleccionados para competir en representatividad del Fútbol Argentino.
Sin embargo ese orden ha cambiado;: la Selección Argentina de Fútbol es mucho más que el mejor equipo posible para una competencia. Diríamos que encierra los siguientes puntos:

-Representación deportiva
-Representación diplomática
-Fuente de recursos económicos potenciados
-Significación incedental del humor social, y ,
-Paradigma para la niñez, la adolescencia y la juventud.

Es por esta enorme implicancia que la responsabilidad de quienes contrataron a Jorge Sampaoli, cuya continuidad es insustentable, no debiera quedar impune. Han cometido un gravísimo error, cuasi inexplicable tratándose de dirigentes de la AFA.

Hemos hecho un ejercicio imaginario de grandes dirigentes entrevistando a Sampaoli como candidato a dirigir la Selección Nacional. Realmente no aparece ninguna de las grandes figuras de la dirigencia argentina sosteniendo un diálogo sólido y prolongado.

Tapia (AFP)

Tapia (AFP)

Evocamos a algunos dirigentes de lo más representativos de la historia del fútbol y realmente no hallamos quién hubiese sostenido una conversación que superara los dos minutos. Uno recuerda a Antonio V. Liberti, a Hugo Santilli o al propio Rodolfo D'Onofrio, sucesor de aquellos en el Club Atlético River Plate, o en Boca a Alberto j. Armando, Carlos Heller, Pedro Pompilio o el propio Mauricio Macri…, a Leon Kolbowski en Atlanta o Santiago Leyden en Ferro y la verdad es que resulta difícil imaginar ese encuentro a través de una charla. Lo mismo podría ocurrir con Don José Amalfitani o Raúl Gámez en Vélez, Fernando Miele, Matías Lammens o Marcelo Tinelli en San Lorenzo, Pedro Iso en Independiente, Juan Destefano en Racing y así sucesivamente podríamos recorrer la historia de cada club apostando a que ninguna de estas figuras de la dirigencia durante más de medio siglo se hubiesen dejado seducir por alguien que balbuceante, sin matices en el registro de la voz, sin convicciones enfáticas y apelando siempre a sofismas dialécticos inentendibles pudiera confesarles:

-"No me gusta planificar"
-"No estudio a los rivales
-" La lectura me aburre"
– " No escribo"
– " No preparo jugadas con pelota parada"
– " Prefiero improvisar"

Si algún candidato a dirigir a la Selección Argentina hubiese dicho esto reunido con los presidentes de los últimos 60 años de la AFA, desde Raúl H. Colombo, Valentín Suárez, David Bracuto, Alfredo Cantilo o Julio Grondona difícilmente lo hubieran contratado confiriéndole lo más preciado de la institución: su Selección Nacional de Fútbol.

Pero aún si se hubiese producido el milagro por cualquier circunstancia azarosa o imprevisible en que estos u otros hombres le hubiesen confiado el liderazgo a Jorge Sampaoli probablemente tras presentar su libro "Mis latidos" u observar su conducta convivencial con el grupo especialmente en Barcelona y tras aquel desafortunado insulto a un agente de seguridad vial en Casilda, tal contrato hubiese entrado en revisión.

Ningún dirigente de prosapia y experiencia hubiese permitido los lamentables sucesos de Israel y el Vaticano. Se trató de dos hechos que demostraron palmariamente la falta de liderazgo. A lo que se puede agregar un desastroso plan de trabajo de los últimos 30 días en Barcelona sin más partidos amistosos que la estudiantina llevada a cabo en el estadio de Boca Juniors en la jolgórica e inservible noche de Haiti.

¿Quién aprobó este desastroso "plan de trabajo"? ¿Quién permitió que el costoso técnico en millones derivara en Messi la estratégica responsabilidad de la suerte futura en el Mundial? ¿Quién autorizó a desistir de tres audiencias papales conseguidas con excesiva generosidad en la agenda del Santo Padre para adecuarse a los tiempos del fantasmagórico organigrama?. ¿Cómo fue posible que se incumpliera un contrato para jugar en Jerusalén con garantías de seguridad absoluta aun mudando el escenario a Haifa?.¿Cómo es que no se impusiera por parte del presidente de la AFA un criterio de razonable autoridad?. ¿Qué dirigente con experiencia no se hubiese preocupado a tiempo por advertir 15 formaciones diferentes de la Selección Nacional en igual cantidad de partidos?. ¿Qué dirigente con algún camino recorrido no hubiese pedido explicaciones a tantas contradicciones confesadas públicamente como "Mascherano no y después Mascherano factotum; Icardi sí y depués Icardi no entre los 23; Dybala y Lo Celso son dos extraordinarios jugadores y sin embargo ninguno de los dos fueron actores del Mundial; voy a jugar con tres en el fondo y terminamos con cuatro trastocando el dibujo que debió ser contra Croacia empleado ante Islandia y el de Islandia ante Croacia; ninguna jugada de balón detenido en cuatro partidos; ningún delantero frente a Francia inventando en Messi un "falso 9" que de tan falso pareció no jugar; el arquero debe jugar con los pies… y tras los errores recurrir a Armani; quemar a Pavón poniéndolo de entrada contra Francia, no llevar a Lautaro Martínez, llamar de urgencia a Enzo Pérez y convertirlo en titular, tratar de cagón a un jugador Croata, pedir el VAR para reclamar por un saque lateral, preguntarle a Messi si era al Kun a quien debía hacer ingresar, firmar un contrato con Nike cuando es Adidas la indumentaria de la Selección que dirigía (o dirige) , no lograr siquiera un razonable nivel convivencial con el grupo de ayudantes de su propio riñón a punto tal que el viernes tres de ellos presentaron sus renuncias ante el presidente de la AFA: Sebastián Beccacece, Nicolas Diez y Martin Bressan"?.

Todo fue al revés, los técnicos se van si le cuestionan a un ayudante: Maradona por Mancuso (2010) y Martino por Elvio Paolorroso (2016). Es la primera vez que los ayudantes abandonan a quien los llevó por no querer trabajar más con él.

Beccacece rescindió su contrato con la AFA (Twitter: @Argentina)

Beccacece rescindió su contrato con la AFA (Twitter: @Argentina)

Este triste racconto en otros tantos que se saldrán muy pronto a la luz, imputa claramente a Jorge Sampaoli como autor material de un desastre jamás vivido en la historia de las Selecciones Nacionales modernas. Y tal fracaso no exime la necesaria participación de quienes no intervinieron a tiempo en cumplimiento de su obligación dirigencial para evitar semejante despropósito sea por error u omisión. Por lo tanto también ellos deberán hacerse cargo.

Los dirigentes que aplaudieron a Tapia en Ezeiza tras su llegada desde Moscú , ¿qué aplaudieron?. ¿ Y cual fue la intención de que tomen estado publico los obsenos gastos de la gestión Sampaoli de turista por Europa?. ¿ Y los voluntarios voceros que le echaron la culpa a los jugadores por camarilleros , ¿qué intentaron e intentaran decir cada vez con más voces genuflexas?.

Todas estas acciones estrategicas más las innecesarias prebendas con que Tapia premió con dinero de la AFA (pasajes, estadías, facilitaciones operativas) a diferentes personas "influyentes" a la hora de opinar o informar no podrán blindar dos de sus preocupaciones inmediatas:

a) Pagar el menor costo económico posible la rescisión del contrato con Sampaoli que hoy estaría, según las versiones más confiables, en una franja que va desde los 8 millones de dólares como piso que quiere Sampaoli, los 20 millones de dólares a que obliga el contrato y los 2 millones de dólares que podría ofrecerle la AFA para iniciar una conciliación,

b) la culpa fue de los demás (jugadores, prensa, gobierno, Angelici ) menos de Tapia a "quien habrá que apoyar políticamente" frente a cualquier embate interno de sus "adversarios" declarados entre quienes advertimos a muchos "aplaudidores" la mañana de su llegada.

(Reuters)

(Reuters)

Ahora bien, no se trata de elegir rápidamente quien reemplace a Jorge Sampaoli. La AFA necesita primero redefinir el rol estructural de la Selección Nacional. No será el mejor técnico disponible quien marque el Nuevo Orden si no que deberá ser la AFA quien lo determine. Un "Master Plan" para las Selecciones Nacionales de todas las categorías.

Se trata de generar una estructura que pertenezca a la AFA pero que tenga la suficiente independencia como para no quedar subordinada a la innecesaria opinión de muchos. Y además no permitir que la Selección Nacional se convierta en un elemento político interno sino que su autoarquía económica, operativa y estructural permita la viabilidad de un proyecto que exceda los periodos administrativos de quienes resulten elegidos presidentes por la voluntad mayoritaria de la Asamblea.

Si queremos retomar el verdadero camino del reposicionamiento internacional, la Selección Nacional no debería depender de ninguna administración vigente, trascender sus términos cronológicos y sellar su funcionamiento sobre proyectos consensuados, discutidos y debatidos una sola vez hasta ser aprobados y por el tiempo previsto. El técnico a elegir aceptará el proyecto surgido del "Master Plan" y aportará sus ideas sobre el juego y los actores para potenciarlo, pero la Selección no será del técnico ni de uno o varios dirigentes, será de la AFA desde Juveniles hasta mayores, hombres y mujeres desde el Fútbol Sala hasta el Fútbol Femenino.

Un ensayo de propuesta sería recomenzar todo de cero. Se trata de no sostener ningún anclaje al pasado. Empleados, asistentes, funcionarios, dirigentes de la comisión de Selecciones Nacionales, colaboradores y jugadores que hayan actuado en la Selección Nacional dejaran de pertenecer fácticamente a tal estructura hasta que se constituya una nueva . Luego si hay eficiencias probadas y experiencias sumatorias volverán a su función.

(AP)

(AP)

Pero todo debería comenzar desde cero y sin pasado. Los puntos sustanciales serían los siguientes:

1.- La Asociación del Fútbol Argentino integrará un Managment por concurso publico y publicado en sus herramientas comunicacionales del que podrán participar también dirigentes o ex dirigentes que no hayan tenido participación en los últimos tres ciclos de la Selección Nacional: Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Jorge Sampaoli.

2.- En tal Managment se admitirá a un miembro designado por el presidente de la AFA que participará con las mismas obligaciones y atribuciones que el resto de los ejecutivos minuciosamente seleccionados y que podrán provenir de empresas, instituciones, ONGs, corporaciones, etc,

3.- Esta verdadera Junta de Selecciones Nacionales propondrá el perfil de los candidatos para dirigir a las Selecciones Nacionales de todas las categorías.

4.- Será facultad del Comité dividir los juveniles y los mayores o integrarlos bajo los mismos cuerpos técnicos pero con la responsabilidad ejecutiva de un Director General y un Coordinador General. Cero dirigentes.

5.- Las referencias sustanciales para la viabilidad de los proyectos en Juveniles deberán estar sustentados en modelos como los de Ernesto Duchini, José Néstor Pekerman y/o Hugo Tocalli que descansan en los archivos de la AFA. Sobre ésta base los referentes de Inglaterra, Francia o Alemania con Juveniles resultaran de estudio y evaluación obligatorias. Y el proyecto para selecciones Mayores deberá referir a metodología, programación, objetivos y plazos a fijar tomados de módulos propios y conocidos o de federaciones extranjeras.

(Reuters)

(Reuters)

6.- El Comité de Selecciones Nacionales deberá comunicar por todos los medios posibles que la Selección Argentina de Fútbol no se propone ganar la próxima Copa América y que el propósito de competir será para testear jugadores pues su primer objetivo tentativo será lograr la clasificación para la Copa Mundial de Qatar 2022. O sea dejar en claro que se inicia un camino largo y necesario sin más obligaciones que la que clasificar para el próximo Mundial.

7.- Designado el nuevo Cuerpo Técnico por el Comité de Selecciones Nacionales – que quedará vinculado a la AFA pero funcionará con autarquía operativa y presupuestaria con los fondos que la propia Selección Nacional genera- todos los jugadores convocados de la categoría que fueren deberán comprometerse a obligaciones con la prensa según los Manuales de Comunicación y de Comportamiento Social que la elaborará a tal efecto el Comité de Selecciones Nacionales. Quedaran allí establecidas las normas de prestación con los medios, con la gente y también con los periodistas y las demás empresas vinculadas al fútbol.

8.- También habrá obligaciones sociales con niños y adolescentes de escuelas, institutos u hospitales que los jugadores de todas las categorías deberán cumplir desde el momento en que fueran convocados. El contacto con la prensa y con la gente será una obligación profesional, un costo mínimo al privilegio de pertenecer a las Selecciones Nacionales desde el primer día de convocatoria a un entrenamiento y bajo firma de cumplimiento obligatorio.

9.- La Selección tendrá un presupuesto semestral para los gastos operativos de renovación tecnológica, infraestructural y operativa de su cuerpo técnico y que requerirá de la autorización del Comité para viajar al lugar del Mundo que fuere evitando de tal manera la obsenidad ocurrida con Sampaoli y su cuerpo técnico quienes se fueron a Europa sin más explicación que la ocurrencia repetida muchas veces. Se trató de casi medio millón de dolares ofensivamente despilfarrados

10.- Todo proyecto recibido por el Comité de Selecciones Nacionales de la AFA y consensuado con el Cuerpo Técnico a designar deberá prescindir de la convocatoria de Lionel Messi como integrante de la Selección Nacional en los primeros tres años.

(Reuters)

(Reuters)

Este último punto –el de prescindir de Messi- direcciona a varios aspectos fundamentales. Primero, darle al mejor jugador de fútbol argentino el alivio de no sentirse obligado a volver a cargar con la pesada mochila de la máxima responsabilidad del tipo que fuere. En segundo lugar no volver a convertirlo en un elemento de consulta o consenso que inevitablemente lo involucra en el destino final del resultado deportivo. Y por último si tenemos la suerte que Messi continúe su carrera en esta nueva dimensión física que están imponiendo los jugadores europeos y siga entregándole su generosa magia al mundo del fútbol, llamarlo recién después de las Eliminatorias para que disfrute de la ultima Copa del Mundo (Qatar 2022) que le resultará gratificante.

Messi y sus compañeros son los únicos que se eximen de esta triste página del Futbol Argentino. Hemos sustentado nuestras ilusiones en su prodigio. Messi nos ha dado todo. Y sus compañeros también. Habrá un tiempo futuro en que seremos justos y le rindamos un tributo injustamente adeudado.

(AP)

(AP)

SEGUÍ LEYENDO:

El detalle de los exuberantes gastos de Jorge Sampaoli al frente de la selección argentina

Es oficial: Sebastián Beccacece dejó a Jorge Sampaoli y se alejó de la selección argentina

"60 por 6": cómo es el plan de Jorge Sampaoli para aferrarse al banco de la Selección