Último momento

Los sospechosos últimos minutos del partido entre Japón y Polonia: ¿hubo pacto de no agresión?

Japón sufría porque el gol del polaco Jan Bednarek lo dejaba afuera del Mundial a raíz del empate entre Senegal y Colombia hasta que llegó una noticia favorable desde la ciudad de Samara: los sudamericanos le habían marcado un tanto a los africanos a falta de 15 minutos para el cierre del choque y el pasaje a octavos se definiría por fair play.

Los asiáticos tenían menos cantidad de amarillas que los senegaleses, por lo que si todo terminaba así clasificarían a los octavos de final más allá de la derrota. Por entonces, Robert Lewandowski y Kamil Grosicki le habían perdonado la vida a los dirigidos por Akira Nishino.

Cuando la noticia de lo ocurrido entre Colombia y Senegal se supo, el partido tomó un extraño ritmo. Polonia estaba afuera del Mundial más allá de cualquier resultado y Japón accedía por haber recibido cuatro amarillas contra las seis de los senegaleses.

El equipo nipón manejó la pelota durante los minutos finales y la movió de lado a lado en la mitad de la cancha, sin sentir la más mínima presión del combinado europeo y dejando en claro que existía una especie de pacto de no agresión.

Finalmente, el partido terminó 1-0 a favor de Polonia y los japoneses se clasificaron en la segunda colocación del Grupo H gracias al fair play.

Seguí leyendo:

"Debutó la curiosa regla del 'Fair Play' en el Mundial: así se clasificó Japón a los octavos de final"

"Se definieron los octavos de final del Mundial: los cruces, horarios y televisación"

"El VAR salvó a Colombia de un penal que había pitado el árbitro a favor de Senegal"