Último momento

El boletín del árbitro de Argentina-Islandia: control del juego y acierto en las tres jugadas clave

El polaco Szymon Marciniak no tuvo inconvenientes en el control del juego en el empate entre Argentina e Islandia: se trata de árbitro de particularidades más de dialogo que de ser riguroso con las tarjetas. Pero, lo más importante, acertó en las tres acciones clave que lo convocaron durante el encuentro.

En el primer tiempo sancionó 11 faltas, sin ningún fuera de juego marcado y, fiel a su estilo, no mostró tarjetas disciplinarias. Le quedaron algunas por exhibir, como en alguna acción temeraria o en protestas airadas, como a los 30′.

Los dos goles fueron claros; el juego y la habilidad de los jugadores no le dieron al árbitro participación. A los 41′, siguiendo las indicaciones para este Mundial en pos de ajustar más la interpretación de las manos, el árbitro no consideró mano deliberada de Ragnar Sigurdsson ante el centro de Salvio, porque su caída en el piso no acompaña ninguna intención de jugar el balón con la mano. Un acierto para el árbitro y el VAR.

En la segunda parte, el penal sancionado y el reclamado por Pavón fueron las vedettes. Marcó 24 faltas físicas.

A los 62 minutos de juego, Meza fue tocado de atrás por Ragnar Sigurdsson en el área, con inocencia. Y el árbitro Szymon Marciniak sancionó correctamente el tiro del punto penal a favor de Argentina. Y acertó en no acompañar con tarjeta, porque la acción no encuadró ni en un ataque prometedor ni en una oportunidad manifiesta de gol.

Y la otra jugada trascendental para el juez se dio a los 76 minutos: Pavón simuló una posible falta, con un contacto que no provocó la caída. El árbitro desechó muy bien posicionado y el VAR acompañó la decisión. El argumento de que hubo contacto físico anula la sanción disciplinaria para Pavón.

El árbitro y su equipo tuvieron una buena actuación junto a un acertado acompañamiento en el VAR. Los aciertos técnicos, más allá de las jugadas puntuales ya analizadas, fueron su mayor dinámica y el control del juego. Puntaje para Marciniak: 8.

SEGUÍ LEYENDO:

El boletín de calificaciones de la Selección: un debutante fue el mejor argentino