Último momento

Jornada de reuniones en Casa Rosada para destrabar el conflicto por las tarifas

Antes de la reunión con los líderes parlamentarios de Cambiemos para tratar la propuesta radical en materia de tarifas, que comenzó pasadas las 11.30, Mauricio Macri recibió al presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, en Casa Rosada. Del encuentro participaron también el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Energía, Juan José Aranguren; y el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui.

El Presidente se comunicó a última hora de ayer con el titular de la UCR para transmitirle su deseo de mantener una reunión previa a la que ya había sido acordada con el jefe de Gabinete para mitigar el impacto de las tarifas de gas, según informaron fuentes radicales a Infobae.

Antes de los encuentros, Cornejo dijo que uno de los puntos que incluye la propuesta del radicalismo establece un "fondo estabilizador" para morigerar el incremento en las boletas de los sectores medios.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, también participa de la reunión (Gustavo Gavotti)

Según trascendió, las encuestas en esa provincia están sintiendo una fuerte caída negativa de la imagen presidencial entre los sectores de clase media, los más impactados por la suba de la tarifa. Similar impacto está recibiendo la imagen del propio gobernador, lo que habría motivado la decisión de impulsar una propuesta para mitigar el mal humor que crece en ámbitos urbanos, base electoral de Cambiemos.

En declaraciones a Radio Mitre, el líder del radicalismo nacional dijo que la intención de la UCR es "colaborar y armonizar una estrategia" sobre el debate que despertó el aumento de tarifas. "Todo es para que Cambiemos salga fortalecido y mantener la línea correcta del plan económico, que no puede ofrecer todavía resultados producto de la bomba de tiempo que dejó el kirchnerismo", señaló.

"La cosa va bien. Se están dando resultados económicos pero no todos los que quisiéramos, ni con la rapidez que quisiéramos. El radicalismo apoya el ajuste fiscal, que es necesario, pero la mejor forma de hacerlo es con solidez política y crecimiento", agregó el gobernador.

Ayer, el "ruidazo" motorizado por la oposición peronista fue muy escuchado en varios puntos del país, también en varios barrios de la Ciudad de Buenos Aires, demostrando que el malhumor por el ajuste es cada vez más fuerte.