Último momento

Laboratorios, en la mira: claves de un sector concentrado que discute con el Gobierno el precio de los medicamentos

El PAMI arribó la noche del lunes a un acuerdo con los laboratorios nacionales nucleados en la Cámara de Industrias de Laboratorios Farmecéuticos Argentinos (Cilfa). Después de haber cerrado un acuerdo con las empresas extranjeras del sector, con lo pactado ayer el Gobierno tiene en su haber un cierre total con la industria.

Las negociaciones durante las últimas semanas representaban un punto clave para la estrategia del Gobierno que buscaba ahorrarse a través de la renovación cerca de $5.000 millones este año, tal como adelantó Infobae.

El arma principal de la Jefatura de Gabinete, quien llevaba adelante la negociación en representación del Gobierno, era los $30.000 millones que el PAMI gastó en medicamentos el año pasado. Perder esa cifra no era un tema poco importante para la industria farmacéutica que, de acuerdo a datos del Indec, el año pasado llegó a facturar $97.286 millones.

Esa cifra representa un aumento del 27% sobre la facturación total del 2016 ($76.635 millones). Un año antes, en 2015, el movimiento del sector había alcanzado los $50.000 millones. La facturación anual surge de sumar la producción original de los laboratorios radicados en el país con la reventa de importados.

Las principales marcas de la industria son Bagó, Roemmers, Bayer, Roche, Gador, Pfizer, Elea, Novartis y GSK.

Para 2017, el mercado se dividió de la siguiente manera: $66.9813 millones para la producción nacional (de esa cifra se exportaron $6.182 millones), y la reventa de importados originó $27.473 millones.

Si bien el aumento anual de la facturación del sector parece seguir a la inflación (dos puntos más, en rigor), hay medicamentos puntuales con una suba de precios muy importante.

Desde Consumidores Libre, Héctor Polino, destaca 10 medicamentos de distintos grupos terapéuticos con aumentos que llegan a 270% a lo largo del gobierno de Cambiemos.

El acuerdo

El convenio entre Pami y los laboratorios, que entrará en vigencia a partir del 1 de abril, comprende un límite de aumento en los precios de los medicamentos de hasta 70% de la inflación y un descuento del 5% con respecto a los valores de febrero.

Según el acuerdo, en el caso de los medicamentos ambulatorios "a partir del 1/4/18, el precio de venta al público para PAMI ("PVP PAMI") será el resultante de un descuento del 5% sobre el PVP vigente en Kairos al 28/2/18″. Este artículo abre la posibilidad de que los precios de venta al público para PAMI sean diferentes al que se apliquen para otras obras sociales, aunque esa aplicación depende de cada laboratorio.

"Este PVP PAMI será aplicable tanto para el cálculo del copago del afiliado cuando corresponda según las bandas de cobertura vigente y del monto a pagar por el Instituto", señala el texto.

En el caso de los medicamentos oncológicos y tratamientos especiales, se acordaron tres bandas de descuento: el producto tendrá 46% de descuento sobre precio de venta al público en el caso de principios activos con un solo proveedor, del 63% cuando haya cinco y del 70% por encima de ese número.

Durante la reunión del jueves pasado con los laboratorios extranjeros, se rescataba que el PAMI creaba un fondo de compensación de $800 millones.

Seguí leyendo:

Mauricio Macri contra los laboratorios: una batalla inesperada y de alto riesgo

Laboratorios nacionales se reúnen esta semana para firmar un acuerdo con el PAMI